Excursión al volcán Acatenango en Guatemala. Guía y relato de una experiencia inolvidable.

¿Has visto alguna vez un volcán en erupción? ¿No? Pues nosotros tampoco, hasta que hicimos nuestro viaje a Guatemala.

Quizás hayas subido antes a la cima de un volcán, como nos pasó a nosotros en nuestra excursión al nevado de Toluca en México.

Sin embargo, nunca habíamos visto antes a un volcán hacer erupción en vivo y a todo color.

Durante la excursión al volcán Acatenango en Guatemala por fin pudimos cumplir uno de nuestros sueños viajeros más locos: ver en vivo la erupción de volcán.

Si viajas a Guatemala, te gusta el senderismo y eres un amante de los volcanes; ¡tienes que hacer esta excursión!

Tener la oportunidad de ver un volcán escupiendo lava en directo es una experiencia que jamás olvidarás.

En este articulo te contamos cómo fue nuestra experiencia viajera en el volcán Acatenango.

 

Excursión al Volcán Acatenango en Guatemala. ¡Lo que debes saber antes de ir!

El Volcán Acatenango es un volcán dormido. Es decir, que el volcán que vas a ver en erupción no es este.

(Y créenos, estando allá arriba no querrás que se ponga a echar fuego estando tu a unos cuantos metros de distancia).

Sino que ascenderás a lo alto del cráter y desde ahí vas a poder admirar el Volcán de Agua y, a la vez, presenciar las explosiones del Volcán de Fuego.

La manera más fácil de organizar tu excursión al volcán Acatenango es con una agencia de tours.

La mayoría de las agencias que ofrecen este servicio están en Antigua Guatemala, pero también es posible organizarlo desde otros pueblos vecinos.

¡Nosotros lo hicimos en la ciudad de Flores y nos salió incluso más barato!

Asumiendo que te encuentras en Antigua Guatemala y desde ahí quieres contratar el tour, estas son las cosas que debes saber:

1. Compara precios

En Antigua, hay varios hostales y agencias que organizan esta excursión al Volcán Acatenango.

Casi todas ellas ofrecen lo mismo:

  • El tour al volcán
  • Los guías
  • Tienda de campaña
  • Sacos de dormir
  • Comida
  • Algunos te prestan hasta ropa (chaqueta, guantes, gorros, etc.)

Pero los precios cambian de una agencia a otra. ¿Por qué? Por los tipos de convenios que tienen con los guías o los transportistas.

Al final, todos terminamos subiendo al mismo sitio (no hay muchos campamentos allá arriba y todos están en el mismo lugar). Así que, como consejo, elige la agencia más barata.

Eso sí, asegúrate cuando compres la excursión que el campamento ya esté armado en la cima.

Nos enteramos de ciertas agencias que no tenían campamento armado y cada persona tenía que cargar su equipo de acampar. Entre menos cosas cargues, ¡mejor! Ya te contaremos más adelante por qué.

No olvides preguntar si la entrada al parque nacional ya está incluida. En nuestro caso no lo estaba y tuvimos que pagarla ese mismo día en el bus

2. Lleva todo lo necesario 

Para escalar el volcán necesitaras botas o calzado adaptado para montaña.

Obviamente necesitarás también una mochila, donde llevarás:

  • agua (nos recomendaron 4 litros por persona)
  • comida (por lo general, la agencia te la da. A nosotros nos dieron pollo con arroz, pasta, un plátano y yogurt para desayunar. SI eres vegetariano, avisa antes a la agencia)
  • snacks. Los que tú consideres. Nosotros llevábamos galletas, frutos secos, chocolatinas y dulces… muchos duces.

Pero, lo que NO se te debe olvidas es que, en la cima del volcán, hace frío, mucho frío. Las temperaturas pueden llegar a –º5C.

Nosotros viajamos en temporada de calor a Guatemala, obviamente no traíamos ropa de frío en nuestra maleta más que nuestro abrigo compacto del Decathlon y nuestro saco de dormir.

Sin dudarlo, lo echamos a la mochila. Sin embargo, esto no iba ser suficiente para cubrirnos del frío.

Pregunta en tu agencia de tours si ellos pueden prestar o alquilar ropa (chaquetas, gorros, guantes e incluso botas) para abrigarte bien.

A nosotros nos prestaron unas chaquetas talla extra-grande que nos abrigaron de más jajaja

En las fotos vas a ver que los abrigos nos quedaban «volando» jeje.

3. Mentalízate para el reto 

Subir al volcán requiere de buena condición física.

Un amigo viajero que conocimos en Belice nos contó su experiencia subiendo al volcán.

Nos dijo que la excursión fue muy pesada. No solo por la caminata, sino por ¡la subida!

Asciendes a aproximadamente 3.600 metros.

Por eso te recomendamos que la noche anterior descanses y duermas bien.

Hidrátate todo lo que puedas y mentalízate para disfrutar esta experiencia.

Durante la excursión había momentos donde sentíamos que ya no podíamos más. Fue dura la caminata, lo admitimos, pero todo valió la pena.

Ya te mostraremos más adelante una de nuestras fotos favoritas de este viaje que sin duda nos mostró que todo el esfuerzo para subir a este volcán tuvo su recompensa.

Descripción de la excursión al volcán Acatenango

Parte 1. Ascenso al campamento

Un minibús vino a recogernos a nuestro hostal entre las 8 y las 9 de la mañana.

Éramos 8 personas de varias nacionalidades y nuestro guía.

Alrededor de las 10:30 de la mañana estábamos en el inicio del sendero y a las 11:00 empezamos el ascenso.

Estábamos a 2.200 metros de altura y teníamos por delante 1.400 metros de ascenso.

Llegar al campamento nos tomó unas 5 horas, no porque el camino fuera largo, sino por la pendiente y por las pausas que eran necesarias hacer.

La parte más difícil del camino es la del principio porque el suelo es de piedras. Literalmente se hundían nuestros pies.

¡Además traíamos la mochila! Por eso te recomendamos que no cargues tantas cosas.

A esto debes sumarle también el cambio de temperatura y la nubosidad de la zona, ¡apenas había visibilidad!

Cuando llegamos al campamento, las tiendas de campaña y una hoguera para calentarnos del frio nos estaban esperando.

No nos vas a creer, pero cuando llegamos todo estaba nublado. ¡No se veía nada!

Un poco tristes cenamos y nos metimos a nuestra carpa. Estábamos muertos de cansancio, y debido al ejercicio físico y a la altura, nos dolía la cabeza.

Tomamos una siesta con la esperanza de que las nubes se despejaran y nos dejaran ver el volcán.

Fue alrededor de las 10 de la noche cuando escuchamos un estruendo. Rápidamente salimos de nuestra carpa y ahí lo vimos. :D

La noche más mágica de nuestro viaje por Guatemala: el cielo estrellado, la luna llena y el Volcán de Fuego, rugiendo y expulsando lava.

Al otro lado, el Volcán de Agua, dormido, pero acompañado por las estrellas y la luz de la luna, que ese día estaba llena.

¡Fue algo increíble!

Parte 2. Subir a la cima (a 3.796 metros)

A las 4am nuestro guía nos despertó para iniciar el ascenso a la cima del volcán Acatenango.

El camino a la cima es difícil, pues la ruta se complica por la grava volcánica y las piedras.

Además, ese día no había garantía de ver el amanecer debido a la nubosidad del día y el viento.

Nosotros decidimos quedarnos en el campamento.

Preferimos quedarnos en nuestra tienda de campaña, calientitos los dos, viendo desde nuestra “ventana” las erupciones del volcán.

No tenemos ningún video o fotografía de este momento, pero fuimos muy afortunados en ver una de las explosiones más grandes que el volcán hizo esa noche.

Ese momento quedará en nuestra mente para toda la vida.

Además, en cuanto comenzó a salir el sol, la vista se despejo y pudimos ver también el amanecer desde nuestro campamento.

La subida a la cima toma aproximadamente 1 hora y media y el camino igual que las primeras dos horas de excursión al volcán Acatenango.

Una vez que llegaron los otros viajeros, tomamos todos juntos nuestro desayuno.

Y por si te lo preguntas: ¿Hay baño en el campamento? ¡Si! Hay una letrina cubierta de lonas o tienes muchos arbolitos a tu alrededor jaja.

Parte 3. El descenso

Después de desayunar, recogimos nuestras cosas, preparamos nuestras mochilas e iniciamos nuestro descenso.

La bajada es más rápida que la subida, pero debes tener cuidado donde pisas.

Pues el suelo volcánico es muy resbaloso.

Afortunadamente ninguno de los dos se cayó, pero una chica francesa que iba con nosotros que llevaba zapatillas de deporte lo pasó fatal.

La pobre se cayó como 5 veces en el camino.

Eran alrededor de las 11:00 de la mañana cuando llegamos al sendero de inicio.

¡Estábamos felices y contentos de haber superado el reto!

De allí, tomamos un autobús y llegamos a Antigua alrededor de mediodía.

Fueron 2 días de esfuerzo, sudor y cansancio, pero mucha aventura una experiencia inolvidable que quedará para siempre grabada en nuestra memoria.

¿Problemas de dinero para viajar?

Descarga GRATIS nuestra guía con 8 maneras que hemos probado (y seguimos usando) para que tú también puedas ganar dinero mientras viajas ;) 

Cosas que debes saber antes de tu excursión al Volcán Acatenango

Por último, queremos compartirte unos consejos y recomendaciones para que tomes en cuenta si te animas a hacer la excursión el Volcán Acatenango.

Necesitas tener buena condición física

Subir al Volcán Acatenango no fácil. Si quieres subir, lo vas a disfrutar a tope, pero te va a costar.

Nosotros no somos unos chicos super deportistas, pero consideramos que tenemos buena condición física.

A pesar de que ya habíamos hecho varios trekkings y habíamos subido a otros volcanes y montañas, esta excursión realmente fue dura.

El ascenso es especialmente duro, sobre todo porque vas a ir bastante cargado.

Así que, si no tienes un mínimo de condición física, piénsalo dos veces.

Puedes contratar un porteador para que cargue las cosas por ti. Otros más pagan para subir a la cima montados en caballos.

Esto ya lo dejamos a tu criterio.

No es seguro que veas la lava o el volcán en erupción

Si te topas con días nublados o de tormenta, probablemente no verás las impresionantes erupciones del volcán.

Nosotros tuvimos mucha suerte que el cielo se despejó totalmente y nos dejó ver el volcán en erupción.

Solamente durante la noche puedes ver el color rojo de la lava, durante el día solo se ven las explosiones de humo.

El volcán Fuego es uno de los más activos del mundo, pero a veces se toma pausas de 1 o 2 semanas en las que está dormido.

Antes de hacer tu excursión, pregunta si el volcán está activo.

Una vez que estés allá arriba todo dependerá de la suerte y el destino.

Te puede dar el mal de altura

El volcán Acatenango está a 3.976 metros y el campamento a 3.600 metros.

A esas altitudes, es posible tener mal de altura. Puedes sentir mareos o dolor de cabeza.

En nuestro caso, el guía llevaba medicamentos para aquellos que se sintieran mal, como nos pasó a nosotros jeje.

Pero fuera de eso, nada que una pastilla no cure.

 

Conclusión sobre nuestra excursión al volcán Acatenango

Si estás planeando tu viaje a Guatemala, no dejes de hacer esta excursión.

Esta aventura ha sido una de las cosas más inolvidables que hemos vivido durante nuestro viaje.

Es duro, sí, pero todo el esfuerzo vale mucho la pena.

Esperamos que tengas un lindo viaje a Guatemala y disfrutes de tu excursión al Volcán Acatenango.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Política de Privacidad
* Tus datos están a salvo porque cumplimos con el RGPD. Responsable: Tania E. y Jose V. Finalidad: atender tu solicitud y de enviarte mis publicaciones y/o promociones de productos y servicios. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Webempresa y serán ubicados en los servidores de mi proveedor de email marketing ActiveCampaign suscrito al  PrivacyShield cuya política de privacidad puedes consultar aquí. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información sobre la Política de Privacidad aquí.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continua leyendo viajando con estos artículos

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.