#MINIMALISMO

Guía para preparar una mudanza e irte a viajar por él mundo.

 Me voy a viajar por el mundo, ¿y qué hago con mis cosas? Te contamos todas las opciones que tienes para hacer con tus cosas mientras te vas de viaje. 

Tal vez éstas pensado en viajar por una larga temporada o incluso sin fecha de regreso y entonces te preguntas: ¿Y qué rayos hago con mis cosas?

Si eres dueño de tu propia casa o departamento puedes dejar todas tus cosas en su sitio o guardarlas si estás pensando en su alquilar tu hogar.

Pero, ¿qué pasa cuando el lugar donde vives no es tuyo y dejar tus cosas ahí no es una opción?

Ese fue nuestro caso: Vivíamos en Alemania en un piso de alquiler que no podíamos subalquilar. La familia de Jose estaba en España y la de Tania en México.

“¿Qué hacemos con nuestras cosas mientras estamos de viaje? ¿Las conservamos o las vendemos? ¿Y dónde las guardamos?”

Te contamos nuestra experiencia para que veas todas las opciones que tienes para hacer con tus cosas mientras tú te vas de viaje por el mundo.

¿Guardarlas o deshacerte de ellas? Qué hacer con tus cosas si estás pensando en viajar por una larga temporada

Básicamente tienes dos opciones: conservarlas o deshacerte de ellas.

Todo depende de tus condiciones. No es lo mismo aquella persona que tiene un lugar para dejarlas que aquella que tiene que pagar un alquiler para resguardarlas.

Tal vez encuentres un amigo o familiar con quien dejar algunas de tus cosas, pero siendo sinceros ¿cuántas de tus cosas crees que necesitaras cuando regreses de tu viaje?

Mientras viajas por el mundo pueden pasar muchas cosas: podrías encontrar otro lugar donde quieras establecerse, encontrar el amor de tu vida, alargar tu viaje, darte cuenta de que deseas vivir de otra manera, etc.

Lo más practico por hacer con tus cosas cuando haces un viaje largo es venderlas. Primero por que dejas de preocuparte por ellas y segundo, por que al venderlas recuperas dinero para tu viaje. tweet

Gran parte de tus cosas las tendrás de vender, regalar o donar si no tienes un lugar donde dejarlas mientras viajas.

En un principio habíamos pensado subalquilar el departamento con todos nuestros muebles y guardar nuestros objetos personales en el sótano.

Justo cuando planeábamos nuestro viaje el departamento cambió de dueño y subalquilar dejó de ser una opción.

Otra opción era guardar nuestras cosas en un espacio de renta en Alemania pero el precio era elevado, no sabíamos la fecha de regreso del viaje y ni siquiera sabíamos si querríamos volver a vivir en ahí.

“La mejor opción fue desprenderse de la mayor parte de nuestras cosas y conservar solo aquello que realmente tenía valor.”

¡Vendimos todo! Solo nos quedamos con 2 maletas de ropa, 2 cajas con objetos varios y nuestras 2 bicicletas.📦🚲

Fue así nuestra aventura de mudanza terminó convirtiéndose en lo que sería nuestro nuevo estilo de vida minimalista.

La experiencia de vender todas tus cosas antes de irte de viaje.

Quizás tú no te veas forzado a vender todas tus cosas como nos pasó a nosotros, sin embargo, vivir esta experiencia antes de hacer un viaje te ayuda en muchas cosas.

Este proceso nos sirvió para:

  • Ser verdaderamente conscientes de la cantidad de cosas que se acumulan y que en verdad no son necesarias
  • Descubrir cosas que no sabíamos que teníamos, pero que de alguna manera llegaron ahí
  • Analizar la cantidad de dinero que gastamos (desperdiciamos) en cosas y que pudimos haber ahorrado para el viaje
  • Comprobar que la ley de 80/20 es cierta. Un ejemplo era nuestro guardarropa: el 80% del tiempo vestíamos con tan solo el 20% de toda nuestra ropa.
  • Aprender a desprenderse de las cosas y quedarse con lo que es verdaderamente importante o valioso
  • El secreto sobre la energía de las cosas. Las cosas son energía (átomos en movimiento) cada vez que nos deshacíamos o vendíamos algo, sentíamos como la energía fluía de manera diferente.
  • Superar el miedo a no “tener nada”. Te das cuenta de que puedes vivir perfectamente con lo necesario. (Esto también aplica cuando viajas)
  • La sensación de renovación al desprenderse de cosas viejas y abrir espacio para lo nuevo.
  • Darte cuenta que tu vida entera puede caber en un par de cajas y entender que tu vida no se basa en lo que tienes sino en lo que has hecho y vivido.

¿Por dónde empezar tu mudanza y sobrevivir en él intento?

Decidimos iniciar nuestro viaje en abril del 2018, así que en diciembre del 2017 renunciamos a nuestros empleos y al departamento

(En Alemania se debe avisar con meses de anticipación cuando renuncias a un empleo o departamento; en nuestro caso eran 3 meses de Kundigungfrist.)

Enero, febrero y marzo serían meses destinados a hacer limpieza de nuestras cosas, hacer la mudanza a España, hacer trámites para dejar el país, despedirnos de los amigos y preparar todo para el viaje.

Así que lo primero que debes hacer es reservar un buen periodo de tiempo para no estar estresado con todo este jaleo.

De hecho, mudarse está considerado como uno de los eventos mas estresantes que se pueden vivir.

Elegir lo más preciado dentro un montón de cosas que acumulamos durante los 5 años que vivimos en Alemania no fue nada fácil, pero sobrevivimos.

Aquí te contamos nuestra experiencia paso a paso para que veas lo que hicimos con nuestras cosas antes de irnos de viaje por el mundo. 🌎🎒

1 Haz una limpieza de tu armario.

Inicia tu mudanza con lo más fácil: la ropa, el calzado y los accesorios.

Igual que cuando haces una limpieza de tu guardarropa o cambio de temporada, comienza a separar tu ropa, calzado y accesorios en 5 grupos:

  1. aquello que te encanta y quieres conservar
  2. aquella ropa que te gustaría llevarte a tu viaje
  3. aquello que te gusta, pero tienes dudas si conservarlo o no
  4. aquello que no te pones, no te gusta o no te queda y está en buen estado
  5. aquello que es para donar, regalar o tirar.

Los primeros dos grupos los vas a separar por completo. Puedes guardarlos en cajas o maletas temporalmente.

Las cosas del grupo 3 las vas a dejar en tu clóset. Esta misma ropa te va a servir para “sobrevivir” los últimos días antes de irte de viaje o mientras preparas tu mudanza.

Y lo que te quede en los grupos 4 y 5 lo vas a vender. ¡Sí! Incluso aquello que está para tirarse, regalarse o donar.

Una buena idea para incentivar la compra era regalar algo de este grupo 5. Ya te contare a continuación de que hablo…

El proceso de vender toda la ropa, calzado y accesorios.👔👗

La manera más fácil de comenzar es vender tus cosas es en mercadillos. En un solo día poniendo tu puesto de venta puedes vender muchas cosas.

Yo por comodidad hacia el mercadito, o Flohmark como dicen en Alemania, en mi propia casa.

Publicaba fotos con toda la ropa y accesorios en los grupos de Facebook de “Chicas en Múnich” o de “ventas de segunda mano” y por el chat les pasaba la dirección a las personas que me inspiraban confianza.

(Antes era una compradora compulsiva y gastaba mas de €500 al mes en ropa. 😥👗 Si quieres saber cómo supere mi adición a las compras mira este articulo)

Colgaba la ropa que quería vender, pero sorprendentemente también vendía ropa del montón para regalar, donar o tirar.

Para incentivar la venta (y deshacerme de cosas más rápido) les decía que podían tomar una prenda del montón 5. Algo que les gustase o pudiera servir.

También vendimos en mercadillos online, óseas plataformas de compra-venta como eBay Segunda Mano o el Marketplace de Facebook.

Conforme la ropa iba saliendo yo iba filtrando la ropa del grupo 3 e incluso le volvía a dar un repaso al grupo de cosas 1 y 2. La clave está en repetir el ciclo hasta que se venda todo.

Lo que no se vendía lo regalaba a mis amigas, lo donaba a asociaciones o, si estaban en mal estado, iban a la basura para reciclaje.

Para la ropa que conservamos cada uno de nosotros tuvo dos maletas: 1 para ropa de primavera-verano y otra para la ropa de otoño-invierno.

2. Identifica aquellas cosas que deseas conversar

Para los objetos cada uno tuvo 2 cajas de mudanza donde cada uno podía guardar lo que quisiese. Nuestras bicicletas se fueron a parte.

Dependiendo de la cantidad de cosas que quieras conservar será el tamaño de tu mudanza. Por eso lo mejor es elegir la cantidad de a cajas y ajustarte a ellas.

Resumir tu vida de años en un par de cajas de cartón puede ser duro, pero te hará conservar lo que verdaderamente es importante.

Fija un numero de cajas de mudanza y comienza a guardar en ellas aquello que deseas conservar.

Empieza por vender aquellas cosas que no te harán falta durante los siguientes meses de tu mudanza.

Una vez apartadas aquellas cosas que quieres conservar, comienza a hacer un filtro de las cosas que no necesitarás durante el tiempo que falta tu mudanza.

Artículos como libros, juegos de mesa, CDs de música, pinturas, herramientas, decoraciones, etc. Empieza por lo pequeño y deja los muebles para después.

Créeme, no querrás vender tu frigorífico a o tu cama cuando aún te quedan un par de meses antes de tu viaje. Por ello mejor comienza a vaciar tu casa con lo más sencillo.

Usamos la misma técnica del mercadillo en casa. Otras cosas, al ser pequeñas las vendíamos por internet con costos de envío incluidos.

El objetivo de empezar por lo pequeño es ayudarte a hacer más espacio para lo grande y a no agobiarte.

3 Crea un inventario de tus muebles 🛌

La idea es vender tus cosas para recuperar dinero que te sirva para tu viaje. Por eso te recomiendo que hagas un inventario de todos tus muebles antes de comenzar a venderlos.

Busca en Internet o en las tiendas cercanas cual es el precio aproximado de dichos muebles. Lo ideal sería que supieras también cuanto fue lo que tu pagaste por ellos.

En nuestro caso la mayor parte de los muebles eran de Ikea. Buscamos en internet e hicimos un listado de los muebles y su precio actual.

Afortunadamente teníamos un inventario de todos nuestros muebles con el precio que nosotros pagamos cuando nos mudamos al piso.

Esto facilitó las tareas, pues tratábamos de vender los muebles a un precio justo comparado con lo que se estaban vendiendo en el mercado.

Incluso hubo muebles, que, a pesar de ser de segunda mano, pudimos vender más caro de lo que nos costaron debido a que eran muebles de colección o piezas únicas.

El inventario también te sirve para tener un mayor control sobre las cosas que vas a vender y planear mejor tu estrategia de venta.

Por ejemplo, nosotros comenzamos a vender las cosas de la sala porque nos afectaba no tener sillón. Pero la cama y las cosas de la cocina las dejamos para el final.

El listado también te servirá para ir marcando poco a poco lo que vas vendiendo y tener un control del dinero que vas recuperando para tu viaje o para pagar con ello tus gastos de mudanza.

4 Planea tu mudanza 🚚

Libera espacio de tu casa o departamento enviando con anterioridad las cosas que ya estas seguro que vas a conservar.

No pierdas energía y tiempo haciendo varios trayectos o enviando varias cajas.

Si vas a dejar tus cosas en casa de un amigo o familia organiza un solo fin de semana para hacer el viaje y llevar tus cosas.

Lo mismo si al final te decides por dejar tus cosas en un contenedor o guardamuebles.

Planea tu mudanza para que en un solo envío mandes todas tus cosas a su destino final.

Eso si, asegúrate que la compañía o servicio de transportes con la que envíes tus cosas sea de confianza.

Nosotros por poco nos quedamos sin nada. El tipo de la mudanza no nos contestaba y no sabíamos en donde estaba nuestras cosas.

Pensamos que habían sido perdidas o robas, por suerte nuestras cosas llegaron, pero la pasamos MAL. 😰

Pero si se hubieran perdido, hubiera sido un trauma para nosotros después de todo el esfuerzo que hicimos por seleccionar aquellas cosas que queríamos conservar.

5. Prepárate para tu viaje

A estas alturas espero que ya hayas vendido la mayoría de tus cosas.

Probablemente te sobrarán muchas de ellas. Algunas que quizás pensaste que venderías rápido será lo último que te deshagas. (Como nuestro sofá… fue una tortura venderlo.)

Quizás otras cosas se vendieron rápido. Otras mas te habrán sobrado y tendrás que decidir si regalarlo, donarlo, tirarlo o llevártelo contigo.

La mayor lección de una mudanza no es solo aprender a desprenderse de las cosas; sino a comprender que las cosas se compran con tiempo, no con dinero tweet

Vender tus cosas para irte a viajar por el mundo no es fácil. Es un proceso no solo cansado, sino también de reflexión.

Pensar que estarás un par de meses, medio año o mas sin todo aquello a lo que estabas acostumbrado puede ser un golpe duro.

Mas aun si te despides también de un lindo departamento o casa que en algún momento se convirtió en tu hogar.

Como consejo te sugerimos que prepares tu mudanza con mucho tiempo. Más aun si vives en un país que no es el tuyo.

Recuerda que la mudanza no solo implica las cosas materiales, también incluye la cancelar contratos de servicios (agua, luz, internet, teléfono, televisión de pago, etc).

Actualiza tu nueva dirección en el banco u otras organizaciones que te suelen enviar correo postal. Además, deja a alguien encargado de leer tu correspondencia.

Motívate pensando en tu viaje. Piensa en aquellas cosas que quieres llevar contigo y que te hagan sentir como en casa.

Prepara tus maletas y alista todo para tus últimos días. Y sobre todo no te olvides de organizar tu fiesta de despedida.

Que no te agobie tu mudanza. Recuerda: Las mejores cosas de la vida no son cosas; son momentos, emociones y recuerdos y todo eso lo conseguirás viajando por el mundo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sigue leyendo….

El momento perfecto para viajar por una larga temporada

  #VIAJECONPROPÓSITO Resuelve tus dudas y descubre si este es tu momento ideal para tomar tu mochila y viajar por una largo tiempo. Viajar por una larga temporada, el sueño de muchos   Tal vez tú tengas en la cabeza el sueño de viajar por una larga temporada, pero no...

Responsable: Tania E. y Jose V. Finalidad: atender tu solicitud y de enviarte mis publicaciones y/o promociones de productos y servicios. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de hosting de Webempresa y serán ubicados en los servidores de mi proveedor de email marketing ActiveCampaign suscrito al  PrivacyShield cuya política de privacidad puedes consultar aquí. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información sobre la Política de Privacidad aquí.